sábado, 14 de octubre de 2017

La llamada (reseña)



La llamada es una de esas películas que fui a ver al cine sabiendo que me iba a gustar. No solo porque los directores —Javier Calvo y Javier Ambrossi— nos están empezando a acostumbrar a obras de una altísima calidad y rebosantes de creatividad como Paquita Salas, sino porque ya conocía la obra original. Esta película, que se estrenó el 29 de septiembre de 2017, es una adaptación de la obra teatral homónima y dirigida por los mismos autores y que protagonizaron originalmente Macarena García, Anna Castillo, Belén Cuesta, Gracia Olayo y Richard Collins-Moore, los mismos nombres que encabezan esta película.

La historia de La llamada está ambientada en un campamento segoviano de monjas llamado La brújula. La misma noche en que Susana y María tienen pensado escaparse a un concierto de Henry Méndez, María recibe una visita que hace que se pregunte cuál es su lugar en el mundo. La historia nos habla de aceptación, tanto en el sentido del respeto que debemos a los demás como el que debemos profesarnos a nosotros mismos.

El estilo de los directores consiste en yuxtaponer un lenguaje y unos personajes realistas con una circunstancia extraordinaria que, en el caso de La llamada, se refleja hasta en el hecho de que sea un musical. Es un auténtico placer ver un cine hecho aquí en que se cuiden los diálogos con tanto mimo y se pretenda que cualquier espectador pueda verse reflejado en los personajes, al tiempo que se persigue una fotografía ambiciosa y onírica.

El trabajo de guion está complementado por el que hacen las actrices, que consiguen ahondar en aquellos aspectos de sus personajes que solo se sugerían en el escenario y que, gracias al cambio de medio, ahora están más elaborados. Es imposible destacar a una actriz sobre la otra porque son cuatro pilares fundamentales para que la película funcione, sobre todo cuando se trata de un proyecto tan pasional como este.

La otra protagonista de la cinta es la música, que refleja también esta intención realista que mencionaba con el uso de canciones ya existentes y temas originales como forma de representar a los personajes. Se han actualizado las partituras para beneficiarse del hecho de que son audios grabados y no es necesario que tengan en cuenta que hay que cantarlas en directo.

La llamada tiene en su contra una de sus principales bazas: el mensaje de aceptación de pensamientos distintos al tuyo. Los defensores acérrimos de la iglesia católica verán un mensaje de burla contra la religión, mientras que los no creyentes se echarán atrás en el momento en que vean una monja en el cartel y léan las primeras líneas de la sinopsis. No hablemos ya de quienes no van a ver un musical ni anestesiados. La realidad es que es uno de los estrenos más originales y, probablemente, la mejor muestra que hemos tenido en los últimos años del cine español joven. Cada vez me dan más pereza los premios, pero el Goya para La llamada es necesario.

domingo, 18 de octubre de 2015

Revelado el póster oficial de STAR WARS: El despertar de la Fuerza


Para celebrar que quedan sólo DOS MESES para el estreno de Star Wars: el despertar de la Fuerza, Lucasfilm se ha puesto las pilas y ha revelado el póster oficial de la séptima entrega de la saga. Además, mañana podremos comprar las entradas anticipadas a través de la página web www.starwarseldespertardelafuerza.es. Por si no estuviéramos todos ya suficientemente emocionados, han anunciado que el próximo día 20 tendremos un nuevo trailer.
Ahora si me lo permitís, estaré imprimiendo una docena de copias del póster para enmarcarlas.

lunes, 12 de octubre de 2015

'Hail, Caesar!', la nueva película de los hermanos Coen ya tiene trailer oficial


Los hermanos Ethan y Joel Coen regresan a la gran pantalla —tras trabajar como productores ejecutivos en la magistral serie Fargo— con ¡Ave, César!, una comedia sobre Hollywood en los años 50. En el trailer ya podemos ver que el elenco está formado por algunos de los actores más famosos del momento: Scarlett Johansson, Channing Tatum, Josh Brolin, Ralph Fiennes, George Clooney, Frances McDormand y muchos otros.

La película se estrenará el 19 de febrero en España, quince días después del estreno estadounidense.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Creep (reseña)



Repasando un poco las entradas del blog, me he dado cuenta de que nunca he escrito una reseña de una película de terror, mi género preferido. Mi sospecha es que veo tantas de estas películas que nunca me he detenido a hablar sobre una en concreto. Voy a hacer una excepción —espero que suponga el comienzo de un hábito— con Creep.
Antes que nada, Creep es una película que me alegro de que no me vaya a tocar jamás traducirla porque el título es un horror. Es uno de esos conceptos que tienes en la cabeza porque has aprendido su significado en contexto y nunca has pensado en su equivalente.
Es, además, una de las mejores películas de bajo presupuesto que he visto. Sigue la estructura de otras como El proyecto de la bruja de Blair, el ya muy extendido metraje encontrado —después de decir que me costaría traducir creep tengo que poner algo así o no me contratará nadie— pero con un tono más verosímil.
Cuenta la historia de Aaron (Patrick Brice) que acepta un trabajo listado en una página de contactos. El trabajo consiste en pasar un día grabando el día a día de un desconocido, Josef (Mark Duplass). Este hombre le dice que tiene cáncer y que quiere tener un vídeo suyo para que cuando ya haya muerto su hijo pueda conocerle gracias a él. 
Josef es el típico desconocido que consigue ser aterrador y al mismo tiempo no ser inmediatamente peligroso como para poder llamar a la policía cuando te abraza.
Uno de los grandes triunfos de Creep es que consigue funcionar sin necesidad de un decorado especialmente terrorífico y en la ausencia total de una banda sonora. El ritmo de la película está muy bien medido teniendo en cuenta que gran parte de los diálogos son improvisados.
Se dice que lo más difícil es hacer reír (o llorar, o hacer pasar miedo, según la película que se quiera promocionar) pero en este caso toda reacción del público se consigue gracias al talento de los actores y el director. Consiguió asustarme sin un gran despliegue de medios frente al fracaso de otras franquicias como la tercera entrega de Insidious.
Es toda una experiencia; alguna de las escenas más extravagantes (las de Peachfuzz sobre todo) siguen en mi cabeza días después de verla. Os animo a que la veáis, aunque sea por curiosidad merece la pena ver lo que se puede conseguir adaptando una idea a un proyecto con pocos recursos. 

miércoles, 22 de julio de 2015

Amy, la chica detrás del nombre (reseña)


Amy, la chica detrás del nombre es sin lugar a duda el mejor biopic que he visto. Lo más impresionante que consigue el director, Asif Kapadia, es transformar la vida de Amy Winehouse en un guión cinematográfico. La fluidez y sentido del ritmo con las que el montaje une las entrevistas y las imágenes reales de la cantante es espectacular. Quizás dé la sensación de que iba con muy pocas expectativas de ver algo sorprendente, pero quedé impresionado. Me gustaba su música. La conocí con su segundo disco, Back to Black y no fue hasta mucho más adelante que escuché su primer trabajo, Frank. La música que nos dejó es la columna vertebral del documental, haciendo un gran trabajo a la hora de contextualizar —gracias a entrevistas a amigos y gente de su entorno— las letras de las canciones con las circunstancias que la rodeaban en ese momento. Es una buenísima introducción a los dos discos que grabó para todos los que no la hayan escuchado más allá del celebérrimo Rehab, la verdad. Los fans, que probablemente hayan visto ya los otros documentales sobre la artista, pueden tener la tranquilidad de que el documental no sólo aborda la historia de la artista desde el respeto, sino desde el amor más absoluto.