sábado, 7 de enero de 2017

¡Vuelta a la carga!

Hace tanto que no escribo por aquí, que en mi última entrada «solo» como adverbio todavía se acentuaba.
Es momento de replantearse este blog y reflexionar qué ha sucedido para que dejara de escribir en él. Merece la pena dejarlo por escrito porque debe ser un punto y aparte con cambios sustanciales.

Antes de entrar en los errores que cometí, la realidad es que el objetivo del blog era aprender a escribir y, en ese aspecto, ha sido de gran ayuda. Hasta qué punto sigue siendo un formato relevante sería discutible, pero es una cuestión irrelevante si se arregla el resto de problemas.

El primero y más obvio consistió en cubrir noticias. Desde que comencé el blog he tenido la oportunidad de redactar para otros y es algo incompatible con llevar un blog personal. Es como llevarse el trabajo a casa, un trabajo que consiste en llenar una hoja con trescientas palabras en las que, al menos, un 20 % estén destinadas casi exclusivamente a ganar dinero, no a informar. Querer hacer noticias sin hacer caso al SEO, sobre todo en el mercado cinematográfico, es como hacer trabajo administrativo por diversión. Además, obsesionarse con aumentar tu público y conseguir dinero de los anuncios es absurdo en una época en que si no tienes contenidos en vídeo no te comes un torrao. Por tanto, nunca más. Mejor un año sin escribir una sola palabra que llenar la portada de notas de prensa. La intención era aprender a redactar y, según LinkedIn, esa aptitud ya la tengo validada.

El nombre del blog es un error muy obvio que debería subsanar, pero es el que menos me preocupa.

Ambos problemas parten de mi intento de tener un contenido delimitado para poder tener un tema a mano siempre que quisiera escribir.

A partir de ahora, no voy a tener un calendario estricto porque mis horarios son una locura de por sí, pero tampoco voy a publicar ninguna entrada de la que no esté orgulloso.

¡Manos a la obra!

PD: de paso aprovecho para decir que ¡he traducido un libro! Bueno, dos, pero el segundo está en proceso de publicación. Podéis echarle un vistazo en formato digital por aquí.

domingo, 18 de octubre de 2015

Revelado el póster oficial de STAR WARS: El despertar de la Fuerza


Para celebrar que quedan sólo DOS MESES para el estreno de Star Wars: el despertar de la Fuerza, Lucasfilm se ha puesto las pilas y ha revelado el póster oficial de la séptima entrega de la saga. Además, mañana podremos comprar las entradas anticipadas a través de la página web www.starwarseldespertardelafuerza.es. Por si no estuviéramos todos ya suficientemente emocionados, han anunciado que el próximo día 20 tendremos un nuevo trailer.
Ahora si me lo permitís, estaré imprimiendo una docena de copias del póster para enmarcarlas.

lunes, 12 de octubre de 2015

'Hail, Caesar!', la nueva película de los hermanos Coen ya tiene trailer oficial


Los hermanos Ethan y Joel Coen regresan a la gran pantalla —tras trabajar como productores ejecutivos en la magistral serie Fargo— con ¡Ave, César!, una comedia sobre Hollywood en los años 50. En el trailer ya podemos ver que el elenco está formado por algunos de los actores más famosos del momento: Scarlett Johansson, Channing Tatum, Josh Brolin, Ralph Fiennes, George Clooney, Frances McDormand y muchos otros.

La película se estrenará el 19 de febrero en España, quince días después del estreno estadounidense.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Creep (reseña)



Repasando un poco las entradas del blog, me he dado cuenta de que nunca he escrito una reseña de una película de terror, mi género preferido. Mi sospecha es que veo tantas de estas películas que nunca me he detenido a hablar sobre una en concreto. Voy a hacer una excepción —espero que suponga el comienzo de un hábito— con Creep.
Antes que nada, Creep es una película que me alegro de que no me vaya a tocar jamás traducirla porque el título es un horror. Es uno de esos conceptos que tienes en la cabeza porque has aprendido su significado en contexto y nunca has pensado en su equivalente.
Es, además, una de las mejores películas de bajo presupuesto que he visto. Sigue la estructura de otras como El proyecto de la bruja de Blair, el ya muy extendido metraje encontrado —después de decir que me costaría traducir creep tengo que poner algo así o no me contratará nadie— pero con un tono más verosímil.
Cuenta la historia de Aaron (Patrick Brice) que acepta un trabajo listado en una página de contactos. El trabajo consiste en pasar un día grabando el día a día de un desconocido, Josef (Mark Duplass). Este hombre le dice que tiene cáncer y que quiere tener un vídeo suyo para que cuando ya haya muerto su hijo pueda conocerle gracias a él. 
Josef es el típico desconocido que consigue ser aterrador y al mismo tiempo no ser inmediatamente peligroso como para poder llamar a la policía cuando te abraza.
Uno de los grandes triunfos de Creep es que consigue funcionar sin necesidad de un decorado especialmente terrorífico y en la ausencia total de una banda sonora. El ritmo de la película está muy bien medido teniendo en cuenta que gran parte de los diálogos son improvisados.
Se dice que lo más difícil es hacer reír (o llorar, o hacer pasar miedo, según la película que se quiera promocionar) pero en este caso toda reacción del público se consigue gracias al talento de los actores y el director. Consiguió asustarme sin un gran despliegue de medios frente al fracaso de otras franquicias como la tercera entrega de Insidious.
Es toda una experiencia; alguna de las escenas más extravagantes (las de Peachfuzz sobre todo) siguen en mi cabeza días después de verla. Os animo a que la veáis, aunque sea por curiosidad merece la pena ver lo que se puede conseguir adaptando una idea a un proyecto con pocos recursos. 

miércoles, 22 de julio de 2015

Amy, la chica detrás del nombre (reseña)


Amy, la chica detrás del nombre es sin lugar a duda el mejor biopic que he visto. Lo más impresionante que consigue el director, Asif Kapadia, es transformar la vida de Amy Winehouse en un guión cinematográfico. La fluidez y sentido del ritmo con las que el montaje une las entrevistas y las imágenes reales de la cantante es espectacular. Quizás dé la sensación de que iba con muy pocas expectativas de ver algo sorprendente, pero quedé impresionado. Me gustaba su música. La conocí con su segundo disco, Back to Black y no fue hasta mucho más adelante que escuché su primer trabajo, Frank. La música que nos dejó es la columna vertebral del documental, haciendo un gran trabajo a la hora de contextualizar —gracias a entrevistas a amigos y gente de su entorno— las letras de las canciones con las circunstancias que la rodeaban en ese momento. Es una buenísima introducción a los dos discos que grabó para todos los que no la hayan escuchado más allá del celebérrimo Rehab, la verdad. Los fans, que probablemente hayan visto ya los otros documentales sobre la artista, pueden tener la tranquilidad de que el documental no sólo aborda la historia de la artista desde el respeto, sino desde el amor más absoluto.